Para qué sirve el gimnasio para bebés

Para qué sirve el gimnasio para bebés

Tu bebé crece y se desarrolla a toda velocidad. Cuando nace, apenas sabe mover sus manitas y sus pies pero pocos meses más tarde ya puede coger objetos y patalear. Es importante que, como padres, ayudemos a que esta evolución se produzca de la mejor manera posible e invertir en un buen baby gym puede resultar muy beneficioso. Pero, ¿para qué sirve el gimnasio para bebés? Vamos a verlo a continuación.

Utilidad de los gimnasios para bebés

Un gimnasio para bebés es una manta acolchada sujeta a una barra horizontal de la que cuelgan objetos de diferentes formas, colores, tamaños y texturas. Esta barra está suspendida a unos 30 centímetros de la manta y a tu pequeño lo tienes que colocar debajo. Los juguetes estarán situados sobre él y tratará de alcanzarlos por todos los medios posibles: manos, pies, boca… De esta forma, su desarrollo locomotor se verá fortalecido pues sus extremidades estarán en continuo movimiento.

Asimismo, cabe destacar que no solo favorece al sistema locomotor sino que también ayuda al desarrollo psicomotriz. Tu bebé comenzará a interactuar con el entorno y todos sus sentidos estarán más despiertos. Cabe tener en cuenta que algunos de los juguetes que cuelgan de la barra lateral tienen sonajeros o música incorporada lo que provocará la sorpresa de tu pequeño y hará que esté más activo. Además, estos gimnasios también cuentan con espejos y a fin de verse reflejado en ellos tratará de alcanzarlos en todo momento.

Aunque estas son dos de las principales funciones de los gimnasios para bebés, tiene muchas otras. Por ejemplo, hay que tener en cuenta que la llegada de un nuevo miembro a la familia supone un cambio total en las pautas cotidianas y diarias del hogar. A partir de ahora, los papás tendrán que organizarse para estar constantemente encima del pequeño pues un mínimo despiste podría ser muy peligroso. Gracias al gimnasio para bebés, podrás bajar la guardia momentáneamente puesto que allí tu hijo o hija estará a salvo y aprenderá a divertirse solo. Lo único que tienes que hacer es echarle un ojo de vez en cuando.

A medida que vaya creciendo, su desarrollo será más y más notable pero no conviene que utilice el gimnasio de forma indefinida. Recuerda que tu bebé no tiene que estar ahí tumbado todo el rato, con quince minutos o media hora al día será suficiente. Además, en el gimnasio solo está en posición horizontal lo cual no le permite descubrir nuevas posturas. A partir de los ocho meses, tu bebé debería comenzar a gatear así que, cuando llegue a esta etapa, será el momento de cambiar su baby gym por un tacatá. ¡La mejor solución siempre es aprender jugando!

Qué opinas?

Otros Productos

Gimnasio crece conmigo Fisher-Price

gimnasio para bebe fisher price

Si estás buscando un gimnasio para bebés pero ninguno termina de convencerte, te invitamos a que le eches un vistazo a este gimnasios de la marca Fisher-Price...

Gimnasio para bebés Bright Starts

gimnasio para bebe colores

Si estás buscando un gimnasio para bebés que permita a tu hijo entretenerse mientras tu te dedicas a otras tareas del hogar, este modelo es el que más te co...

Gimnasio para bebés Playgro

gimnasio para bebe playgro

¿Quieres que tu hijo comience a desarrollar cuanto antes sus habilidades motoras y muestre tener interés por las cosas que le rodean? Entonces deberías tener...

Gimnasio Babyfield para bebés

gimnasio para bebe estrellas

Si quieres adquirir un gimnasio para bebés divertido al mejor precio, sin duda alguna este modelo de la prestigiosa marca Babyfield es la opcón que más se am...